Centro Medico y Naturista – El Manantial

Informacion Util

Centro Medico y Naturista – El Manantial

Comer limpio

“Comer limpio” es practicado por los culturistas y personas conscientes de la salud por igual. Los alimentos limpios son naturales, libres de azúcares añadidos, grasas hidrogenadas, grasas trans y todo lo que es antinatural e innecesario. Muchas personas utilizan esta dieta como una manera de perder peso. Utilizada como una forma de vida, una alimentación limpia puede hacer que te sientas saludable y lleno de energía. Sigue estos sencillos pasos para empezar a comer limpio.
1
Come seis comidas pequeñas al día: desayuno, almuerzo, cena y tres meriendas. Trata de comer cada pocas horas para controlar el hambre y promover un metabolismo más alto.

2
Elige granos enteros y carbohidratos complejos para darte más energía y que te sientas lleno por más tiempo. Recuerda que el trigo entero no es necesariamente integral. Busca panes, arroz y pasta que no solo sean marrones, sino que también se hagan con granos 100% integrales. Una porción es aproximadamente del tamaño de un puño cerrado.

3
Deja a un lado las “comidas chatarras” llenas de calorías y no nutricionales en la tienda de comestibles. Si compras alimentos frescos, comerás alimentos frescos.

4
Come tantas frutas y verduras como quieras. Trata de añadir una porción, alrededor de un puñado por cada comida. Las frutas también constituyen bocadillos saludables porque están llenos de azúcar natural y pueden ayudarte a combatir los antojos de azúcar en la tarde.

5
Come carnes magras, pollo y pescado siempre que sea posible, permanece lejos de las carnes procesadas y las grasas. Esto te dará la proteína necesaria con poca grasa. Una porción es de aproximadamente el tamaño de tu palma.

6
Lee las etiquetas. Mira la cantidad de calorías, pero también mira su valor nutricional y los ingredientes. Trata de evitar los alimentos con harina blanca, azúcar y sustitutos del azúcar, las grasas saturadas y las grasas trans.

7
Lleva pequeñas bolsas de almendras sin sal, anacardos y nueces contigo a trabajar para que no te sientas tentado por las máquinas expendedoras y la comida chatarra de la sala de descanso.

8
Comprueba los sitios de Internet, las bibliotecas y las librerías para conseguir recetas para mantener tu nuevo estilo de vida fresco y sabroso.

9
Date un “día de trampa”, pero recuerda que no debes irte por la borda. Permítete una comida con amigos o una comida especial, pero trata de no deshacer todo tu trabajo duro del resto de la semana. Come poco y habla mucho

¡Disfruta de ser saludable!.

Centro Médico y Naturista – Manantial de Salud © 2008 - 2017 www.manantialdesalud.com.ar