Centro Medico y Naturista – El Manantial

Informacion Util

Centro Medico y Naturista – El Manantial

Comida silvestre, cuerpos sanos

Según estudios realizados en los últimos quince años revelan que buena parte de los productos tiene escasa cantidad de fitonutrientes, los componentes que se supone reducen el riesgo de las cuatro enfermedades que aquejan a la vida moderna: cáncer, problemas cardíacos, diabetes y demencia.

Esa declinación de los beneficios de lo que comemos no es nada nuevo.
“Sin tener conciencia de ello, hemos ido eliminando los fitonutrientes de la dieta desde que dejamos de recolectar plantas silvestres hace unos 10.000 años”, escribió Jo Robinson en el New York Times.
Los dientes de león silvestres tienen siete veces más fitonutrientes que la espinaca; una papa púrpura peruana tiene veintiocho veces más antocianinas que combaten el cáncer que una papa común; un solo tipo de manzana tiene cien veces más fitonutrientes que una Deliciosa.

Cuando los europeos llegaron a América del Norte por primera vez, advirtieron que los indios tenían maíz de muchos colores. En la actualidad abunda el maíz dulce blanco, una variedad que tiene más azúcar y menos antocianinas. También hemos descubierto que el maíz azul, el rojo y el negro son ricos en antocianinas, que “tienen la posibilidad de combatir el cáncer, calmar la inflamación, reducir el colesterol y la presión arterial, proteger el cerebro en el proceso de envejecimiento y disminuir el riesgo de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares”, escribió Robinson.

Por supuesto, si no tenemos tiempo de consumir esos superalimentos, podemos asegurarnos de tomar vitaminas. Algunos dicen que las personas obtienen suficientes vitaminas de la dieta cotidiana, mientras que los fabricantes de vitaminas afirman que los suplementos son necesarios.

“La mayor parte de la gente asume que un exceso de vitaminas no puede hacer ningún mal”, escribió Paul A. Offit en el New York Times. Sin embargo, “los científicos saben desde hace años que tomar grandes cantidades de vitaminas puede ser muy nocivo”.
Los estudios han demostrado que los suplementos de vitaminas A, C, E y beta- caroteno, y de un mineral, el selenio, causaron más muertes cuando se los tomó para prevenir cáncer de intestino, señaló Offit.

Pero podríamos recibir ayuda de aliados invisibles. Recientes investigaciones indican que el alrededor de un billón de bacterias que viven en el intestino y la piel pueden combatir algunas enfermedades crónicas de nuestra época. María Gloria DomínguezBello, una microbióloga venezolana de la Universidad de Nueva York, viajó a lugares remotos de la Amazonia en busca de muestras de cazadores-recolectores. “Queremos ver cómo es la microbiota humana antes de los antibióticos, antes de la comida procesada, antes del nacimiento de lo moderno”, declaró al New York Times.

Resultados preliminares indican que una microbioma prístina presenta una diversidad mucho mayor, y eso puede desempeñar un papel importante en el hecho de que los amerindios tengan un nivel mucho menor de alergias, asma, enfermedades atópicas y problemas crónicos como la diabetes tipo II y los trastornos cardiovasculares, informó Michael Pollan en el New York Times. La dieta occidental carece de fibra, y otro problema es la exageración de la higiene, estiman algunos científicos.

“Hay que ensuciar la dieta”, le dijo a Pollan el microbiólogo Justin Sonnenburg, de Stanford. De todos modos, es probable que la gente tenga que lavar los alimentos porque muchas veces hay que eliminar residuos de plaguicidas.

“Es posible que una mayor exposición a microbios del ambiente reduzca las probabilidades de contraer muchas enfermedades occidentales, pero incrementa la exposición a agentes patógenos. Los riesgos aumentan a medida que lo hacen las bacterias resistentes a los antibióticos”, dijo Sonnenburg en un e-mail.

Pollan nos insta a lavarnos las manos cuando es probable la presencia de agentes patógenos o sustancias químicas tóxicas, pero tal vez no tras acariciar al perro. Sonnenburg recomienda: “En lo que respecta a la comida, pienso que los alimentos fermentados son la respuesta, en lugar de no lavar lo que se come, a menos que proceda de nuestro jardín.”

Centro Médico y Naturista – Manantial de Salud © 2008 - 2017 www.manantialdesalud.com.ar