Centro Medico y Naturista – El Manantial

Informacion Util

Centro Medico y Naturista – El Manantial

Cómo puede cuidar sus riñones en tiempo de calor

Hay otra buena razón para hidratarse bien en verano: prevenir la formación de cálculos renales. Según un estudio realizado por investigadores del Hospital General de Massachusetts, en Boston, y publicado en junio en la revista BJU International, el calor está asociado con el aumento en la producción de sustancias vinculadas con la aparición de piedras en los riñones en pacientes con esta tendencia.

El verano es una época para cuidarse más, ese cuidado radica principalmente en aumentar la ingesta de líquidos, sobre todo de agua.

Bebidas

Las personas propensas a hacer litiasis renal o nefrolitiasis, otros nombres con que se conocen las piedras o cálculos en los riñones, deben tomar más agua que de costumbre: como mínimo 12 vasos, afirma García. La nefróloga recomienda, asimismo, reducir el consumo de refrescos y maltas.

Otra bebida cuyo consumo deben limitar es el té frío. De acuerdo con un estudio del Centro Médico de la Universidad de Loyola, en Chicago, los altos niveles de oxalato presentes en dicha bebida promueven la formación de cálculos.

“El agua de coco es recomendable, pero hay pacientes que, si tienen problemas de insuficiencia renal, no pueden tomarla porque tiene mucho potasio”, agrega García.

Los riñones y su función

Los riñones, dos órganos con forma de habichuela y del tamaño de un puño, filtran la sangre y eliminan, en forma de orina, el exceso de agua.

“Son como el colador del cuerpo”, explica la nefróloga Nelly Yordania García. Aparte de filtrar la sangre, los riñones producen hormonas.

Los cálculos pueden causar daño renal

Un dolor intermitente entre la región lumbar y la inguinal, que en ocasiones se extiende a una pierna, molestias durante la micción y orina turbia o con rastros de sangre son los síntomas principales que alertan de la posible presencia de cálculos o piedras en los riñones, un problema conocido también como litiasis renal o nefrolitiasis.

Cuando hay infección, el afectado también puede presentar fiebre, náuseas y vómitos.

La mayoría de las personas con cálculos renales no busca ayuda sino hasta que el cuadro -especialmente el dolor- se agudiza, asegura la nefróloga Nelly Yordania García.

Este descuido, en opinión de la doctora, se debe al desconocimiento del paciente, que por lo general no sospecha que sufre litiasis renal ni sabe que desatender dicha condición podría acarrearle males mayores.

“Hay pacientes que caen en diálisis por cálculos renales”, advierte García. “La uropatía obstructiva es una de las causas de insuficiencia renal”.

Causas

Los cálculos renales, problema que afecta con mayor frecuencia a los hombres, se forman por la acumulación de diferentes sustancias.

Los más comunes, según García, son los cálculos de calcio, pero las piedras también pueden estar constituidas de ácido úrico o de un mineral llamado estruvita.

Por eso, además de ingerir abundante agua, las personas con tendencia a la formación de cálculos renales tienen que introducir cambios en su alimentación. Por ejemplo, si las piedras están compuestas de calcio, habrán de moderar el consumo de alimentos como los lácteos, abundantes en este mineral; si su problema es el ácido úrico, deberán evitar los excesos con las carnes, la berenjena y el tomate.

Centro Médico y Naturista – Manantial de Salud © 2008 - 2017 www.manantialdesalud.com.ar