Centro Medico y Naturista – El Manantial

Informacion Util

Centro Medico y Naturista – El Manantial

Estrés por hacer Dieta ??? No lo Creo .. pero es Cierto

Es cierto .. En general las dietas realizadas si seguimiento Profesional muchas veces no funcionan y, por otra parte,  generan un estrés innecesario en tu vida. En vez de perder tiempo en contar calorías y pesarte en la balanza varias veces el día, opta por llevar una alimentación equilibrada que mantenga tu cuerpo en forma y saludable.

Muchos de nosotros podemos reconocer fácilmente las causas que nos generan estrés. Mudanzas, enfermedades,  dinero, una vida agitada y tantas otras que alargan la lista casi hasta el infinito. Sin embargo, existen otros factores que quizá no has contemplado aún pero que profundizan todos los días tu estrés y ansiedad. Para poder lidiar con estos factores hace falta, en primera instancia, reconocerlos como potenciales disparadores de miedo y angustia:

1# El ruido

El cortisol es la hormona que se libera con el fin de poner nuestro cuerpo y mente en alerta. Sin embargo, la mayoría de las veces no nos encontramos en verdadero peligro, sino que nos vemos arrastrados por situaciones cotidianas que nos generan estrés. Una de ellas son los ruidos molestos. Puede ser las bocinas de los autos en el tráfico, las bombas de estruendo en una manifestación o el carraspeo constante de una persona en el ómnibus. La lista es larga y variada pero por fortuna existen formas de minimizar sus efectos. Puedes, por ejemplo, escuchar música con auriculares, apagar el televisor, o simplemente quedarte un tiempo a solas y respirar profundo. Un momento de serenidad puede ser el remedio perfecto para los ruidos molestos.

2# El ejercicio físico 

No pretendemos generar confusión. El ejercicio físico regular es una de las mejores formas de lograr una salud equilibrada… siempre y cuando sea moderado. Como todo en la vida, aquello que se lleva a un extremo finalmente resulta perjudicial para nuestro organismo. Por esta razón, es muy importante que no te sobreexijas, porque ese exceso no solo afecta tu salud física sino también mental: aumenta tus niveles de estrés. Puedes disminuir la intensidad del ejercicio o realizarlo durante una cantidad de tiempo menor. Así obtendrás los beneficios del ejercicio sin tener que padecer los síntomas del estrés.

3# Acostarse tarde

Dormir la cantidad de horas suficientes es fundamental para todos los aspectos de tu salud -físicos, emocionales y psicológicos-. Por eso, no importa cuánto trabajo tengas atrasado o cuántas series quieras mirar en Netflix, prioriza tu descanso. Apaga el televisor, deja los papeles para mañana y aprovecha las horas de la noche para regalarte un buen descanso.

4# Los alimentos procesados

Como dijimos, el cortisol es la llamada hormona del estrés y se libera bajo situaciones de tensión y angustia. ¡Pero también al comer algunos alimentos! Así es, las comida que contienen grasas trans, aditivos químicos, mucha azúcar y grasas saturadas elevan los niveles de cortisol y nos predisponen a experimentar estrés. Mejor opta por comidas saludables, frescas y, en lo posible, de estación.

5# Viajes recurrentes al Centro

6# Las distracciones

No pretendemos afirmar que debes dejar de tomarte unos minutos para relajarte en el trabajo o la facultad. Solo tienes que tener en cuenta que un exceso de distracción puede generar el efecto contrario del que buscas: estresarte. En este sentido, puedes aprender técnicas de mindfulness que te ayudarán a concentrarte en la actividad que estás realizando y a enfocarte en el momento presente.

7# El estrés de los demás

Aunque no lo creas, el estrés puede contagiarse tanto (o más) que cualquier virus y las redes sociales tienen mucho que ver.  Si te encuentras leyendo en Facebook sobre una situación negativa que le sucedió a un amigo lo más probable es que te sientas preocupado por él. En vez de encerrarte frente a la computadora es recomendable que disfrutes más del aire libre con tus amigos o incluso a solas.

8# El multitasking

Un estudio realizado en 2016 en la Universidad de Irving demostró que el multitasking no aumenta tu productividad, más bien la minimiza. Cuando realizas varias tareas al mismo tiempo, diversificas tu energía y gran parte se pierde. El resultado es negativo desde todo punto de vista: no realizas tus tareas de forma eficaz, pierdes tiempo y (sobre todo) te estresas. Intenta colocar el foco en una actividad por vez y trata de llevarla adelante forma tranquila y calmada. Verás la diferencia en tambos: tu cuerpo y tu estado de ánimo.

9# Mentir

Las mentiras pequeñas y las que no lo son tanto, todas aumentan tu niveles de estrés. La razón es sencilla: para sostener una mentira hace falta energía que se convierte en una presión por decirles a todos el mismo engaño sin equivocarte. A esta presión se le suma la culpa, dos factores que definitivamente elevan tu estrés, perturban tu mente e incluso pueden provocarte disfunciones gástricas.

10# Hacer dieta

En general las dietas representan un gran engaño. Por una parte, porque muchas veces no funcionan y, por otra,  porque generan un estrés innecesario en tu vida. En vez de perder tiempo en contar calorías y pesarte en la balanza varias veces el día, opta por llevar una alimentación equilibrada que mantenga tu cuerpo en forma y saludable.

Como hemos visto, existen diversos factores que tal vez no calificabas como estresantes pero que profundizan el miedo y la angustia a diario. Esperamos que de ahora en más te resulte sencillo reconocerlos y que logres evitar sus efectos en tu salud física y mental.

Centro Médico y Naturista – Manantial de Salud © 2008 - 2017 www.manantialdesalud.com.ar