Centro Medico y Naturista – El Manantial

Informacion Util

Centro Medico y Naturista – El Manantial

¿Funcionan las pastillas para adelgazar?

En el afán que existe por tener un cuerpo delgado y saludable muchas personas recurren a pastillas que prometen reducción de peso, quema de calorías y otras numerosas esperanzas. ¿Es recomendable el consumo de este tipo de productos? ¿Son efectivos realmente?

Hoy en día es cada vez más común reforzar nuestra alimentación con algún suplemento vitamínico o dietario pensando que estamos administrando vitaminas y minerales que nos faltan o mejorando nuestro sistema inmunológico. Los más utilizados son vitaminas, minerales y mezclas de hierbas que pueden presentarse en polvo o en forma líquida.

Ahora bien, ¿funcionan estos suplementos? Los especialistas indican que no son necesarios para personas que tienen una alimentación balanceada y una dieta saludable. Es por esto que lo primero que debemos determinar es la calidad de nuestra alimentación.

¿Tengo o no una alimentación balanceada?

Una forma muy simple y efectiva de saber si su dieta es saludable consiste en analizar la pirámide alimenticia, que claramente describe qué alimentos deben ingerirse y en qué medida diaria. Una alimentación balanceada es rica en vegetales, frutas y legumbres y baja en grasas y azúcares.

¿Cuales son los tipos de pastillas?

Existe un gran número de pastillas adelgazantes o reforzantes con diversos efectos sobre nuestro organismo. Podemos clasificarlas en:

– Pastillas que aumentan el gasto energético: estos productos dicen aumentar la actividad metabólica hasta quemar insólitas cantidades de calorías sin el más mínimo esfuerzo. De más está aclarar que para quemar calorías es necesario realizar ejercicio, por lo que estas pastillas milagrosas son un absoluto fraude.

– Pastillas para reducir el hambre: estos productos consisten en una reducción del apetito a base de fibras que se hinchan en el estómago y dan sensación de saciedad. Si bien no son riesgosas, se recomienda evitarlas a personas con intestino delicado.

Una forma de moderar el apetito es comer frutas y legumbres, ricas en fibras y bajas en calorías. Si el problema alimenticio se relaciona con malos hábitos se recomienda acudir a un especialista, como un nutricionista, o un psicólogo que puede encontrar las causas que impiden modificar tales conductas.

– Pastillas para disminuir la absorción de grasas: existen numerosos productos a base de hierbas cuya función es impedir la absorción de grasas. Actualmente sólo un fármaco ha sido comprobado científicamente para esta utilidad, el Xenical, pero se utiliza bajo prescripción médica y sólo en casos de personas con problemas de obesidad grave.

– Laxantes y diuréticos: son conocidas tanto pastillas como infusiones a base de plantas con propiedades diuréticas y digestivas. Son útiles en casos de problemas de retención de líquidos o estreñimiento, pero no son una buena idea si lo que se pretende es bajar de peso. Además, el uso sin control puede provocar una deshidratación del cuerpo, ocasionando numerosos males.

Lo fundamental es tener información completa antes de comprar e ingerir cualquier pastilla o suplemento dietario. Se recomienda hacer una búsqueda exhaustiva en internet de información sobre el producto y testimonios de personas reales que lo hayan utilizado. Si sigue creyendo, a partir de esa lectura, que se trata de un producto útil y confiable, es aconsejable acudir a un médico para que éste le indique si realmente ese producto es eficaz y se adapta a sus necesidades.

El gran peligro existente es que estos suplementos dietarios son de venta libre, por lo que debe evitarse su compra sin conocimiento previo.

Algunas recomendaciones sobre la compra y consumo de estos productos:

– Recordar que no todo lo que es natural es sano o efectivo. Es importante tener en cuenta los efectos secundarios del consumo de estos productos, por lo que se recomienda leer bien las etiquetas antes de adquirirlos.
– El consumo excesivo de suplementos dietarios puede ser contraproducente. En relación con el apartado anterior, es necesario saber cuánto, cómo y cuándo hay que tomar estos productos, ya que algunos pueden ser dañinos en abundantes cantidades.
– Estar atentos a los anuncios engañosos. Hoy en día las empresas publicitan lo que sea con tal de vender sus productos. Es importante informarse acerca del producto antes de comprarlo, ya que si promete resultados asombrosos es muy probable que sea todo una mentira.

La respuesta a la pregunta “¿Sirven para algo estos suplementos?” sería un no, la gran mayoría no tiene buenos resultados. Por lo general los productos naturales que se venden sin receta son poco efectivos, y los que requieren prescripción médica no tienen como finalidad la reducción de un par de kilitos sobrantes, se indican a personas con problemas de peso importantes.

La realidad es que el consumo de cualquier producto de este tipo no sirve de nada si no se lo acompaña con una dieta balanceada y la práctica de ejercicio físico regular.

Además está el peligro de la automedicación, de la toma de productos sin control, lo que puede provocar numerosas problemáticas. Actualmente los productos para adelgazar rápidamente, como laxantes, diuréticos y anfetaminas, entre otros, pueden resultar tóxicos y peligrosos para la salud.

La toma sin supervisión de estos productos puede provocar daños en el intestino, adicción, cáncer de colon y muchas otras complicaciones.

Como conclusión podemos decir que no existen los milagros. No se puede pretender un cuerpo saludable y delgado mediante la ingesta de una pastilla diaria. Se trata de un absoluto engaño a los consumidores, un engaño que puede producir numerosos daños en sus organismos, por lo que la recomendación es estar alertas y no caer en estas trampas de marketing publicitario.

Centro Médico y Naturista – Manantial de Salud © 2008 - 2017 www.manantialdesalud.com.ar