Centro Medico y Naturista – El Manantial

Informacion Util

Centro Medico y Naturista – El Manantial

Las vitaminas

Las vitaminas son esenciales para la vida como nutrientes del organismo. El cuerpo humano no produce ninguna de las trece vitaminas hasta ahora conocidas y solo las recibe a través de una dieta equilibrada. Tanto sus carencias como sus excesos alteran la salud. Respecto al sistema nervioso se debe destacar la importancia de la tiamina o vitamina B1, llamada así por haber sido la primera en ser conocida dentro del grupo de las B.

Su trascendencia radica en que participa en procesos clave del metabolismo y sin ella no resulta posible que la glucosa proveniente de los alimentos se transforma en energía para que si logren funcionar los diversos tejidos corporales. Especialmente son muy sensibles a su deficiencia el sistema nervioso cerebro y nervios, los músculos y el corazón. Los síntomas por escasez de B1 son muchos y variados, y en algunas personas se expresan algunos de ellos y, en otras, otros. Los iniciales incluyen cansancio, trastornos del sueño, faltos de memoria, irritabilidad, falta de apetito y perdidos de peso, que muchas veces se confunden con problemas psiquiátricos. Si la carencia es mayor, puede aparecer cierta confusión e incremento dela amnesia que a veces se rellenan con argumentos fabulados. También hay fallas en la coordinación al estar parados o caminar y momentos de visión doble, como evidencia de su carencia cerebral.

A nivel corporal, son frecuentes los hormigueos en los dedos de los pies, sensación de dolor, calor o calambres musculares en las piernas, que evidencian daño de los nervios periféricos. Los músculos de las piernas en particular los de las pantorrillas pueden estar muy sensibles y sin fuerza.
Así, después de ponerse en cuclillas existe dificultad para regresar a la posición de pie. Como el corazón también es unos músculos la falta de vitamina B1 puede afectarlo y producir taquicardia, falta de aire, respiración rápida, hipertensión e hinchazón de los pies y tobillos.

Enfermedades como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa o el alcoholismo aumentan el riesgo de deficiencia de tiamina o por escaso aporte o por mala absorción. A su vez, existen enfermedades que requieren un mayor aporte de estas vitaminas como en el hipertiroidismo, los procesos febriles o las enfermedades hepáticas. El exceso de consumo de alcohol produce una marcada disminución de tiamina, el 80% de los alcohólicos no la tienen en cantidades suficientes, razón por la cual, a través del tiempo, se termina deteriorando su cerebro. La ecuación es inflexible, ya que a mayor ingesta de alcohol menores niveles corporales de tiamina con progresivo deterioro del cerebro y del sistema nervioso periférico.

Tanto que incluso algunos investigadores han propuesto agregar tiamina en las bebidas alcohólicas. Como la tiamina es hidrosoluble, es decir, se diluye en agua, se debe tener cuidado con los individuos, en especial los ancianos, que tomen diuréticos para eliminar líquidos del cuerpo ya que pueden ocasionar deficiencia de vitamina B1 y prestarse a confusión con padecer problemas cerebrales o depresivos.

Centro Médico y Naturista – Manantial de Salud © 2008 - 2017 www.manantialdesalud.com.ar