Centro Medico y Naturista – El Manantial

Informacion Util

Centro Medico y Naturista – El Manantial

Obesidad y Depresión

La obesidad es uno de los problemas de salud más graves y de más rápido crecimiento de la nación. A menos que se actúe para tratar los temas emocionales que conducen a comer en exceso, podría enfrentar problemas a largo plazo.

La obesidad es uno de los problemas de salud más graves y de más rápido crecimiento de la nación. Si su índice de masa corporal (BMI, por sus siglas en inglés) es muy alto (es decir, su peso es significativamente superior al que se considera saludable para su altura) puede que esté incrementando el riesgo de muchas condiciones médicas serias, tales como la hipertensión, enfermedades cardíacas y apoplejía, diabetes tipo 2, enfermedad de la vesícula biliar, fatiga crónica, asma, apnea obstructiva del sueño y algunas formas de cáncer.

En las mujeres, la obesidad puede causar problemas en el sistema reproductivo. Y los estudios muestran que casos severos de obesidad pueden reducir su expectativa de vida, particularmente si es usted un joven adulto.

Las causas de la obesidad rara vez se limitan a factores genéticos, al comer en exceso por periodos prolongados, o a un estilo de vida sedentario. Lo que hacemos y no hacemos a menudo se deriva de cómo pensamos y nos sentimos. Por ejemplo, sentimientos de tristeza, ansiedad o estrés a menudo llevan a las personas a comer más de lo usual. Sin embargo, a menos que actúe para enfrentar estas emociones, estas estrategias a corto plazo pueden ocasionar problemas a largo plazo

Una interacción de la mente y el cuerpo

La obesidad es acompañada, con frecuencia, de la depresión y una puede ocasionar e influir sobre la otra.

Aunque el riesgo para las mujeres al tener un BMI no saludable es ligeramente mayor al de los hombres, son mucho más vulnerables al ciclo obesidad-depresión. En un estudio, la obesidad en las mujeres se asoció con un aumento de un 37 por ciento en la depresión grave. También hay una relación significante entre las mujeres con un alto BMI y pensamientos de suicidio más frecuentes.

La depresión puede causar y ser resultado del estrés, el cual, a su vez, puede causar un cambio en sus hábitos alimenticios y actividades. Muchas personas con problemas para recuperarse de eventos repentinos o emocionalmente agotadores (por ejemplo, la pérdida de un amigo cercano o de un miembro de la familia, dificultades en sus relaciones, perder el trabajo o enfrentar un problema médico serio) comienzan, sin darse cuenta, a comer demasiado de las comidas equivocadas o a abandonar el ejercicio. En poco tiempo, esto se transforma en un hábito que es difícil cambiar.

Trastorno alimentario compulsivo, una conducta asociada con la obesidad y otras condiciones como la anorexia nerviosa, es también un síntoma de depresión. Un estudio de personas obesas con problemas de trastorno alimentario compulsivo reveló que el 51 por ciento también tenía un historial de depresión grave. Investigaciones adicionales muestran que las mujeres obesas que padecen de trastorno alimentario compulsivo y que han sido víctimas de bromas a causa de su apariencia desarrollaron luego insatisfacción con su cuerpo y depresión.

Centro Médico y Naturista – Manantial de Salud © 2008 - 2017 www.manantialdesalud.com.ar