Centro Medico y Naturista – El Manantial

Informacion Util

Centro Medico y Naturista – El Manantial

Salud Capilar y Tu Dieta – No dejes que tu cabello Sufra

Si bien la alopecia está producida por factores hormonales una dieta equilibrada puede ayudar a la salud capilar.

La relación entre dieta y salud capilar

Una buena alimentación por sí sola no es suficiente para resolver los problemas de la salud capilar, pero seguramente ayuda mucho para mantener la salud y belleza capilar, ya que la alimentación apropiada permite al cabello permanecer fuerte, brillante y saludable.

Los alimentos que debemos comer para la salud capilar

Te brindamos un listado de los mejores alimentos para una dieta equilibrada que brinde salud capilar.

Ten en cuenta que la incorporación de cobre, hierro, zinc, yodo, proteínas, silicio, vitaminas A, vitaminas del complejo B (B6 y B12), biotina, agua, y ácido fólico son los nutrientes más comunes que deben incluirse en una dieta para evitar la caída de cabello. Debido a que el cabello está compuesto por la proteína queratina y otros minerales como el magnesio silicio, selenio y cobre, es fundamental que la dieta incluya este tipo de nutrientes a fin de fortalecer la estructura capilar.

Para ello, incorpora a tu dieta alimentos que nutren los folículos pilosos y fortalecen el cabello de modo que, si los incluimos en nuestra dieta, nos ayudarán a prevenir el debilitamiento que finalmente produce la pérdida de cabello.

Ten en cuenta que es fundamental mantener una dieta equilibrada para lograr la salud capilar, evitando consumir alimentos de manera no adecuada. Por ejemplo, es un error cocinar los vegetales verdes puesto que solo conservan sus minerales esenciales si se los consume crudos.

Para tener salud capilar consume los siguientes alimentos:

La vitamina A es esencial para la salud capilar. Puedes obtenerla si consumes huevos, hígado, verduras en general, leche fortificada, aceites de pescado, de girasol y de oliva.

La función de la vitamina A es evitar el secado de las glándulas sebáceas, las cuales son de fundamental importancia para lubricar el folículo piloso. La vitamina A favorece también la oxigenación de las células del folículo, por el contrario la falta de esta vitamina suele asociarse con la aceleración de la calvicie.

Las vitaminas del complejo B (B6 y B12) puedes obtenerlas a partir del pescado, carne vacuna y porcina, hígado, pollo, soja, huevos, legumbres, frutos secos, cereales integrales (muy importantes en la resistencia de la insulina, hormona relacionada también con la calvicie masculina y es fuente de ácido fólico, que ayuda a oxigenar la sangre de los folículos pilosos), levadura de cerveza (es el nutriente natural que brinda más vitaminas del complejo B, una cantidad considerable de aminoácidos esenciales y otros minerales, el fósforo entre ellos).

La vitamina B es muy importante en la salud capilar debido a que esta estimula la producción de hemoglobina, proteína fundamental para la transferencia de oxígeno desde los pulmones hacia a los tejidos del cuerpo, incluyendo el cabello. Hay que tener en cuenta que siempre hay que mantener un alto nivel de hemoglobina para prevenir o curar la caída del cabello. Hay que tener en cuenta que la falta de vitamina B12 puede provocar sequedad, aparición de canas o una caída más abundante del cabello.

La vitamina C, poderoso antioxidante, se encuentra en el limón, naranja, kiwi, espinaca y brócoli. Las frutas y en especial los cítricos son muy ricos en vitamina C. Esto es importante debido a que los alimentos citados intervienen en la síntesis del colágeno, proteína que constituye el cabello y ayuda en la absorción del hierro.

Se debe consumir agua, ya que nos hidrata el cabello, pero evita las bebidas gaseosas y con cafeína.

La incorporación de Zinc a través de la carne, preferentemente asada para eliminar las grasas. Este alimento es una gran fuente de Zinc, hierro, proteínas, vitaminas B6, vitaminas B12, todos nutrientes asociados a la prevención de la pérdida del cabello. Además, son ricos en Zinc los higos, los espárragos, las papas, las berenjenas y el apio. Tanto las proteínas de la carne como el hierro provenientes de las verduras de hojas verdes son fundamentales para lograr un cabello saludable.

Por su parte, el ácido fólico proporciona al cabello mediante el consumo de cereales, nueces, granos enteros, jugo de naranja y trigo. La importancia de la biotina y el ácido fólico en la salud capilar es la colaboración de estas sustancias en las actividades metabólicas de los tejidos que tienen células de rápida multiplicación como ocurre en el caso del cabello, la piel y las uñas.

En líneas generales quienes tienen una dieta equilibrada no experimentan déficit de biotina, sin embargo, en ciertos casos la insuficiencia de biotina en el organismo puede provocar la pérdida del cabello.

En una dieta sana, equilibrada ten presente que se debe evitar las frituras en general, reducir el consumo de chocolate y helados. Por su parte, la grasa animal contribuye a la caída del cabello además de los daños generales que produce al organismo, por ese motivo evite el consumo de achuras, chorizos, cantimpalo, salames y toda clase de embutidos. Por su parte el consumo de café afecta al sistema nervioso contribuyendo al stress cotidiano y a la pérdida del cabello, por ese motivo es bueno reducir su consumo.

Centro Médico y Naturista – Manantial de Salud © 2008 - 2017 www.manantialdesalud.com.ar