Centro Medico y Naturista – El Manantial

Informacion Util

Centro Medico y Naturista – El Manantial

Sandía diurético natural

Esta fruta resulta buena para tratar la tos, la gripe, para eliminar toxinas e  incluso para adelgazar.

Nada más rico que comerse un pedazo de sandía, no solo por su sabor, pues además esta jugosa fruta ofrece un sinnúmero de bondades a nuestro organismo.

La sandía o melón de agua como se lo conoce en otros países, es una excelente fuente de vitamina B6 (piridoxina), señala la nutricionista Yolanda Coello.

Esta vitamina es básica para regular el sistema nervioso y su deficiencia o falta puede ocasionar nerviosismo, insomnio e incluso debilidad muscular.

Más vitaminas
Otra vitamina del grupo B presente en buena cantidad en la sandía es la niacina (B3) la cual influye en las células para que produzcan energía. Además, reduce la hipertensión y protege el aparato digestivo.

El licopeno es otra sustancia que se encuentra en buena cantidad en la sandía y es el que le da esa tonalidad roja a su pulpa. Este sirve para mantener la buena salud del corazón, pues reduce los índices de colesterol.

Incluso, el licopeno una vez que ingresa al organismo se convierte en vitamina A, un protector natural de la piel y de la vista, acota la experta.

Rica en vitamina C
Esta a más de fortalecer el sistema inmunológico (evita el enfermarse), ayuda a la formación de colágeno. De allí que está recomendado ingerir sandía para acelerar procesos de cicatrización de heridas producidas por cortes, traumatismos, quemaduras e incluso cirugías.

No olvide que la vitamina C, también resulta adecuada para la formación de nuevos tejidos en caso de huesos rotos, distensiones musculares, rotura de ligamentos, etc. Niños y adolescentes deben consumir esta fruta ya que es rica en manganeso, un mineral necesario para la formación del sistema óseo.

¿Quiere eliminar las toxinas de su cuerpo de una forma natural? Entonces empiece a comer sandía.
Esta fruta es un diurético natural, señala Julio Villarroel (naturópata) y solo aumentando su consumo se eleva la diuresis (cantidad de orina).

Pero, si busca un mayor efecto, tueste la cáscara y luego cocínela por 10 minutos. Tome de una a tres tazas diarias. Este remedio está aconsejado para tratar cálculos renales, infecciones de vías urinarias, hipertensión y ácido úrico elevado.

Depurativo. Tanto su efecto laxante como diurético convierten a la sandia en un excelente eliminador de toxinas, por lo que es recomendable su consumo en personas que padecen enfermedades degenerativas como artritis, gota, etc.

Para la tos y gripe tome una taza de jugo puro de sandía y mézclelo con una cucharada de miel de abejas, caliente hasta que esté tibio y tome 3 cucharadas cada 2 horas o más. Dará un alivio rápido a estos malestares.

Para bajar de peso. Está indicada en combinación con casi cualquier dieta para adelgazar, por su alto contenido de fibra y agua. Además, es un laxante natural y su consumo da la sensación de llenura.

Hidratante. Por su alto contenido de agua está indicada en procesos de deshidratación como insolación de deportistas, en niños y ancianos.
Mejora la producción de leche materna, tan solo con consumirla generosamente.

Centro Médico y Naturista – Manantial de Salud © 2008 - 2017 www.manantialdesalud.com.ar